Después de la suspensión de LaLiga, la prohibición de que haya público en cualquier actividad deportiva que se practique en España y de que se haya aplazado la final de la Copa del Rey, el coronavirus ataca el fútbol español e internacional con una posible suspensión de las competiciones europeas.

El máximo organismo del fútbol europeo ha anunciado que el próximo martes se reunirá con las federaciones para dirimir si se suspende la Champions League y la Europa League debido al brote de coronavirus que se encuentra en pleno estado de ebullición en su propagación por el viejo continente.

 

Además, la UEFA decidirá si se mantiene, aplaza o suspende la Eurocopa de 2020, que se iba a iniciar el 12 de junio y se postergaría hasta un mes después.

Esta decisión afecta de lleno a cinco equipos españoles. Por un lado, Real Madrid y FC Barcelona debían disputar sus encuentros correspondientes a la vuelta de los octavos de final de la Champions League la próxima semana frente a Manchester City y Nápoles, respectivamente. Por otro lado, el Atlético de Madrid, tras una histórica clasificación frente al Liverpool, se mantiene expectante ante lo que pueda suceder.

En clave Europa League, Getafe y Sevilla están inmersos en las consecuencias de la decisión de la UEFA. Ambos se enfrentaban a equipos italianos; el Inter de Milán debía recibir al Getafe este jueves, al igual que la Roma debía jugar en el Sánchez Pizjuán. A pesar de que ambos encuentros fueron suspendidos, esta decisión les incumbe en un paso más.