La continuidad del fútbol durante esta temporada continúa siendo una incertidumbre. El coronavirus ha obligado a suspender las competiciones y, de momento, no se conoce una fecha prevista para volver.

A pesar de que la UEFA había fijado en el calendario las finales de la Champions y de la Europa League, ahora ha tomado una decisión radicalmente opuesta. Se habían fijado nuevas fechas. El último partido de la máxima competición de clubes a nivel continental debía ser el 27 de mayo en Estambul, mientras que la de la antigua Copa de la UEFA seríael 24 del mismo mes en Gdańsk (Polonia).

"Como resultado de la crisis de COVID-19, la UEFA ha pospuesto formalmente las siguientes finales, originalmente programadas para mayo de 2020. Aún no se ha tomado una decisión sobre las fechas reorganizadas. Se harán más anuncios a su debido tiempo", señala la UEFA en su cuenta de Twitter.

 

La decisión de la UEFA de atrasar la Eurocopa a 2021 y modificar las fechas de ambas finales fue tomada junto a las 55 federaciones que forman este organismo, la Asociación de Clubes (ECA), las ligas (EPFL) y los sindicatos (FIFPro).

El coronavirus, como con el resto de las competiciones deportivas, mantiene el fútbol en una incógnita constante. Hablar de una fecha para cualquier competición es ahora mismo una utopía.