Ataviado con un gorro donde están impregnados los colores y el escudo del Bolonia, una leyenda del fútbol balcánico como Sinisa Mihajlovic apareció por las instalaciones del equipo sorprendiendo a propios y extraños.

 

El entrenador del equipo volvía a su puesto por un día, y lo hacía mientras lucha contra la leucemia "aguda y agresiva" que le fue diagnosticada hace tres meses.

Un gesto que el club y los aficionados han celebrado en redes sociales, porque muestra la entereza y fortaleza del exfutbolista para afrontar su partido más difícil.

 

En este vídeo se puede apreciar a Mihajlovic dando sus primeras indicaciones tras su regreso y disfrutando de la sensación de volver a pisar el verde.

Emilio De Leo, técnico en funciones, confirmó en rueda de prensa que "Sinisa tiene ese fuego habitual en el vientre" porque "su presencia transmite coraje y confianza", y es que el día no puede ser más idóneo para regresar y motivar a sus futbolistas: este sábado a las 20:45, el Bolonia visita a la todopoderosa Juventus de Cristiano Ronaldo.