Escándalo total en el Brasil - Argentina de la fase clasificatoria para el Mundial de Catar 2022. La Albiceleste se retiró del campo en pleno partido después de que apareciesen varios agentes sanitarios con la intención de llevarse a cuatro jugadores en el minuto 5.

La imagen, esperpéntica, dejó a un Lionel Messi tremendamente cabreado sobre el césped.

"Hace tres días estamos acá. Estaban esperando a que empiece el partido para entrar y frenarlo", dijo cabreadísimo el capitán de Argentina.

Luego se hizo la siguiente pregunta: "¿Para qué nos hacen jugar? Nos está mirando el mundo"

 

El día lleva siendo bastante intenso en todo lo relacionado con el partido entre Brasil y Argentina. Las autoridades sanitarias intentaron deportar sin éxito a cuatro futbolistas de la Albiceleste, que son Romero, Martínez, Buendía y Lo Celso.

Todos ellos militan en la Premier League, y todos ellos estaban en el ojo del huracán tras la entrada al verde de las autoridades sanitarias brasileñas.

Finalmente, la selección de Argentina al completo se fue del partido en el minuto 5.