Vuelve el parón de selecciones y Toni Kroos, concentrado con Alemania, ha hablado sobre la Superliga Europea, en la que el Barça fue el último club en unirse al plan.

Sin embargo, para el jugador del Real Madrid no es buena idea seguir creando competiciones que separen a los equipos grandes de los pequeños.

"Por desgracia, no lo decidimos como jugadores. Somos sólo títeres de la FIFA y la UEFA. Si hubiera un sindicato de jugadores, no jugaríamos una Liga de Naciones o una Supercopa de España en Arabia Saudí", ha asegurado en el podcast 'Einfach mal Luppen'.

La Superliga Europea no es la única competición con la que no está de acuerdo, tampoco comparte pasión por la Liga de Naciones o por el futuro Mundial de clubes: "Estas competiciones tratan de absorberlo todo económicamente, también exprimir a los jugadores físicamente. Pero soy un gran fan de dejar las cosas así cuando van bien. Las Ligas ya son top junto con la Champions League, el Mundial...".

Bien es cierto que entiende el atractivo deportivo que tienen, pero no lo ve justo para el resto de equipos de las Ligas nacionales. "Desde un punto de vista deportivo, sin duda sería interesante porque solo habría partidos de alto nivel. Pero la brecha entre los clubes grandes y pequeños se ampliará aún más. No siempre todo tiene que ser más, más rápido, más y más dinero", ha explicado Kroos.

El alemán habló además de la forma de celebrar los goles de algunos compañeros y rivales, algo que no entiende: "Los bailes ensayados, las coreografías, lo veo una tontería. Algunas cosas acaban conmigo". Para él no hace falta exteriorizarlo todo: "Eso no significa que sea menos feliz. Estoy muy feliz por dentro y un poco por fuera".