Consiguió clasificarse para el Campeonato de Europa de campo a través, pero al no ser español, no puede participar. Ésta es una de las razones que más indignan al atleta Moha Bakkali, afincado en el concejo asturiano de Siero y en España desde los 8 años.

El atleta esgrime llevar 16 años en territorio nacional (llegó procedente de Marruecos) y una serie de razones que considera claves para intentar entender este diferente rasero utilizado por el Consejo de Ministros, que es el órgano que el pasado viernes otorgó la nacionalidad española a Ansu Fati.

"Tendrán más dinero; tendrán agentes con más poder que yo", argumenta el corredor de la Universidad de Oviedo en referencia a Ansu Fati, su entorno y el F.C.Barcelona; al tiempo que asume que "el atletismo no manda como el fútbol porque el fútbol interesa más".

Declaraciones que refuerzan las ideas expresadas en sus redes sociales al enterarse de la noticia:

 

"Vi la noticia de Ansu Fati y la verdad es que me sorprendió", dice Bakkali a Jugones, añadiendo que solicitó la nacionalidad española "hace dos o tres años". "Mi padre lleva 23 años aquí", zanja este atleta "las 24 horas del día y los 365 días del año", como se define en redes sociales.