El partido de la primera división turca entre Gazisehir Gaziantep y Denizlispor dejó una imagen terrorífica. Un jugador visitante vio la tarjeta roja tras hacer una entrada temeraria. Ozer Ozdemir, lateral derecho del Denizlispor, propinó una brutal patada en el rostro de Junior Maranhao, defensa del Gazisehir.

Por suerte el jugador brasileño no sufrió ningún daño grave aunque en el momento del impacto de los tacos en su cara se retorció de dolor en el verde. Fue atendido por las asistencias médicas y sorprendentemente pudo seguir jugando.

 

Ozdemir, consciente de la acción que había cometido, fuera de toda legalidad, se disculpó de inmediato aunque fue rápidamente expulsado por el árbitro, que no dudó en sacarle la tarjeta roja directa. El Gazisehir ganó el partido por 2-0 aunque su defensor no tardará en olvidar la entrada que sufrió y que pudo acabar mucho peor.

La Patada de De Jong a Xabi Alonso, una de las más recordadas

Esta falta en la liga turca entra en la hemeroteca del fútbol como las más salvajes que se recuerdan en los últimos años. Y bien podría asemejarse a la patada de De Jong a Xabi Alonso en la final del Mundial 2010 en Sudáfrica.

El centrocampista español recibió una brutal patada en el pecho por parte del holandés. La entrada, propia del karate y que dejó marcado el pecho del donostiarra con los tacos del neerlandés, solo fue sancionada con tarjeta amarilla.