Takefusa Kubo también deja destellos de calidad con su país. El jugador del Real Madrid dejó un auténtico golazo en el amistoso preparatorio para los Juegos Olímpicos que enfrentaba a la selección de Japón Sub-23 y a Jamaica.

El combinado nipón se llevó la victoria por 4-0 y Kubo fue uno de los grandes protagonistas. El futbolista blanco anotó el primer tanto del encuentro con un disparo con cuatro caños.

Tras encarar al defensor en el área, el extremo derecho, cedido esta temporada en el Villarreal y el Getafe, conectó un disparo que pasó por debajo de las piernas de hasta cuatro rivales.

 

Ni los tres defensas ni el portero lograron detener el zurdazo de Kubo, cuyo futuro inmediato en el Real Madrid todavía es incierto.