El gran partido de la Copa del Rey, el Gran Derbi entre Betis y Sevilla, se ha terminado suspendiendo. El motivo, el impacto de un palo de plástico en el minuto 39 en la cabeza del sevillista Joan Jordán.

Fue durante la celebración del gol del Betis, obra de Fekir, que sirvió para empatar el partido contra el Sevilla. Con los futbolistas verdiblancos festejando el tanto, un palo de plástico cayó en la cabeza de Joan Jordán.

A pesar de que en un principio pudo mantenerse en pie, el jugador terminó por caer al césped visiblemente mareado.

Desde los videomarcadores se recordó a los aficionados las normas de comportamiento, así como por megafonía. Sin embargo, el daño ya estaba hecho.

Con el futbolista cayendo al verde, con De Burgos Bengoetxea hablando con los delegados y con Lopetegui cabreado por la situación, finalmente el trencilla mandó, nueve minutos después del impacto, a todos los jugadores a la caseta.

Desde ese instante, momentos de tensión, de nerviosismo y de incertidumbre por ver qué pasaría con un partido que con cada minuto que pasaba estaba más cerca de suspenderse.

Y así fue. Todo por un individuo que lanzó desde la grada un palo de plástico que impactó de lleno en la cabeza de un futbolista. Que impactó en la cabeza de Joan Jordán.