Creíamos haberlo visto todo durante este confinamiento, pero no. La noticia surrealista de la semana llega desde Escocia. El Livingston ha dejado "en manos de sus aficionados" la continuidad o el despido de su portero, Gary Maley.

El club escocés realizó una encuesta en Twitter entre sus aficionados para decidir si renovaban o no a su guardameta de 38 años, cuyo contrato expira en junio.

"Les damos la oportunidad de decidir sobre el futuro del portero Gary Maley. Su contrato que expira el próximo mes, lo dejamos en manos de los aficionados en cuanto a si ofrecemos o no una renovación", rezaba el tuit.

 

La encuesta no tardó en hacerse viral y participaron casi 200.000 personas. Finalmente, la decisión del respetable fue ofrecerle un nuevo contrato a su veterano portero.

El 'sí' se impuso con más del 70% de los votos a la opción de no renovarle y que quedase como agente libre el próximo mes.