Casi dos meses después del último entrenamiento, los futbolistas han regresado en la mañana de este miércoles a las ciudades deportivas para pasar los tests de coronavirus.

La plantilla del FC Barcelona, con la ausencia de Ousmane Dembélé (que no se realizará las pruebas) madrugó y pasó por las instalaciones del Camp Nou. Leo Messi, Antoine Griezmann, Ivan Rakitic, Luis Suárez...

Todos fueron fotografiados saliendo de sus coches y accediendo al estadio. Pero fue una imagen la que llamó la atención, la del delantero Luis Suárez.

Al uruguayo se le vio algo pasado de peso. Y las redes lo comentaron. "Luis Suárez me representa en la cuarentena", escribía un usuario en tono de broma.

 

Suárez fue operado de la rodilla derecha el pasado mes de enero, y se espera que se reincorpore a los entrenamientos cuando todo vuelva a la normalidad, aunque con trabajo específico.

Eder Sarabia, segundo entrenador del Barça, ha asegurado que el uruguayo será "el fichaje del confinamiento. "Ha estado trabajando como un salvaje. Intentando acortar plazos, machacándose", ha explicado en una videconferencia de los preparadores culés.

 

Respuesta de Suárez

El uruguayo compartió en sus redes sociales una imagen sin camiseta acompañada de dos emoticonos. Uno de ellos con la cremallera en la boca, pidiendo callar a todos aquellos que en las redes habían criticado su estado físico.