El estado del Camp Nou sigue dando de qué hablar. El estadio del Barça, que apenas contó con 35.000 personas en su interior para ver el partido ante el Alavés, que acabó con empate a uno, ha sido señalado por unos socios en redes sociales que denunciaron el estado en el que se encontraban sus asientos.

"Por favor, Barcelona y Joan Laporta. Es complicado sentarse en condiciones. Se nos están poniendo las piernas de Memphis", comentaron con un vídeo para ilustrar la situación.

Una que realmente es preocupante. Las sillas apenas se sostienen y hacen prácticamente imposible ver cómodamente un partido de fútbol.

"Estamos en el Camp Nou... y se cae a trozos. Laporta, por favor, arréglalo. Primera gradería, la boca 38", dice la aficionada.

Esto viene a sumarse además a las informaciones del mal estado general del Camp Nou, con problemas estructurales y con incluso faltas graves de higiene, haciendo mención a los excrementos de paloma. Muy numerosos.

Va a tocar reforma en profundidad del feudo culé, pero la situación económica del Barça dificulta sobremanera cualquier obra que se quiera, o se tenga, realizar.

Te puede interesar

Agüero, sometido a un estudio cardiológico tras "un episodio de malestar torácico" ante el Alavés