Qué ganas, qué ganas tenía el barcelonismo de algo así. Tras varios años duros, encadenando dolorosas eliminaciones en Champions League y derrotas en Clásicos, el 0-4 del FC Barcelona al Real Madrid en el Santiago Bernabéu le supo a gloria a los culés.

A pesar de estar a 12 puntos en Liga y jugando en la Europa League, un Clásico es un Clásico y ninguna circunstancia importa cuando el balón echa a rodar.

El Barça se lo tomó cómo lo que es, una final, pero el colchón de 15 puntos del Madrid relajó a los de Ancelotti, que carecieron de la intensidad y tensión que reclaman estos partidos.

En 'El Chiringuito', Cristóbal Soria y Jota Jordi entraron exultantes entonando un 'remix' de un tema del primero: "¿¡Dónde está el ADN!?, ¿¡el ADN dónde está!?".

Tras fundirse en un abrazo con 'Lobo' Carrasco, Jota Jordi explicó su éxtasis: "No es solo el 0-4, es cómo se ha ganado en el Bernabéu. Es la humillación, el show, el espectáculo, el fútbol... el 'ADN Barça'".