Leo Messi abandonando el verde del Parque de los Príncipes y evitando saludar a Mauricio Pochettino es la imagen de la jornada de las grandes ligas europeas. El técnico argentino decidió retirar al exjugador del Barça del terreno de juego con el París Saint-Germain empatando a uno frente al Olympique de Lyon en el minuto 75.

El cambio no gustó ni a Messi, ni a la afición gala, que criticó al técnico por sacar a su estrella con el equipo buscando la victoria.

Pochettino, por su parte, evitó inmiscuirse en el conflicto en rueda de prensa, asegurando que había mantenido una conversación cordial con Leo tras el cambio: "Le pregunté cómo estaba y me dijo que bien, así que tranquilos".

Pues bien, desde la cúpula del PSG parece tampoco haber gustado el cambio, al menos en el círculo más cercano a Tamim bin Hamad Al Thani, emir de Catar y dueño del conjunto parisino.

Mohammed Khalifa bin Al Thani, hermano del 'jefe', escribió un tuit con una advertencia directa a Pochettino tras la sustitución.

"Londres es una ciudad hermosa, ya lo sabes", reza el texto, recordando la época del entrenador argentino al frente del Tottenham.

 

A su vez, el hermano del emir también publicó un guiño a Zinedine Zidane en forma de fotografía y corto pero contundente mensaje: "La leyenda". La polémica está servida en París.