Roman Abramovich ha decidido echarse a un lado en el Chelsea. El ruso, uno de los grandes nombres de la Premier League que hizo del Chelsea, con su inyección económica, un equipo campeón de todo, ha decidio dejar la administración del club a la Fundación 'blue'.

Así lo ha confirmado el Chelsea en un comunicado, que se puede leer en su web oficial y que además han compartido vía Twitter.

"Siempre he tomado decisiones pensando en el mejor interés del club", dice el dueño del club inglés.

Y explica: "Delego a la fundación benéfica del Chelsea la administración y el cuidado del club".

"Durante mis casi 20 años como propietario del Chelsea, he visto mi papel como alguien que custodia el club, con un trabajo que consiste en garantizar que tengamos el mayor éxito posible en el presente y en el futuro", añade el comunicado.

Además, termina afirmando que es lo mejor para el club: "La Fundación creo que está ahora mismo en la mejor situación para velar por el club, jugadores, cuerpo técnico y afición".