El FC Barcelona continúa con la operación salida. Si el sábado Barça y Celta hacían oficial un acuerdo por Óscar Mingueza, todo hace indicar que el siguiente en salir será Riqui Puig. El joven catalán habría llegado a un acuerdo con Los Ángeles Galaxy de la MLS para jugar en la liga estadounidense. Sin embargo, la operación debe cerrarse lo antes posible, antes de que se cierre el mercado en la liga americana.

De ser así, el catalán se sumaría a Coutinho, Trincao, Lenglet, Mingueza, Dani Alves, Moussa Wagué y Rey Manaj como jugadores que han abandonado el Barça esta temporada.

El futbolista se marcharía con la carta de libertad, aunque el club culé estaría trabajando para conseguir guardarse un porcentaje de una futura venta o una opción de recompra, tal y como informa 'As'.

Riqui Puig ni si quiera fue convocado para la gira americana de pretemporada que hizo el FC Barcelona. Xavi no contaba con él y es por ello que el jugador comenzó a buscar equipo y, aunque su preferencia era seguir jugando en una liga europea, parece ser que la falta de una oferta lo suficientemente atractiva ha hecho que el jugador se decante por la aventura en América.

No triunfó en Can Barça

Aunque eran muchos los aficionados culés que pensaban que Riqui Puig tenía calidad suficiente para hacerse un hueco dentro del once inicial del Barça, el jugador nunca contó ni para Ronald Koeman antes ni ahora para Xavi Hernández. Sergio Busquets, Frenkie de Jong, Pedri o Gavi siempre estuvieron por delante de él.

Aunque parecía que con Xavi iba a tener más oportunidades, la realidad fue que el técnico apenas contó con él. En la temporada 2019/2020 el jugador aún tenía ficha del filial, y fue cuando empezó a apuntar maneras, jugando hasta 11 partidos de liga y uno de Copa del Rey.

Fue en a siguiente temporada cuando subió al primer equipo junto a Ronald Araújo, pero el catalán no disfrutó de mucho protagonismo, jugando 14 partidos de liga, 6 de copa y 1 de Champions. Marcó un solo gol, en la jornada 20 contra el Elche.

La pasada temporada, ni al principio con Koeman ni después con Xavi se terminaría de asentar. Jugó 15 partidos de liga, uno de copa y otro de Champions. También marcó un gol, ante el Osasuna en la jornada 28.

Así pues, el joven futbolista se convierte en uno más que se aventura a probar la MLS. Sin embargo, debido a su corta edad, es probable que vuelva a jugar en un club europeo en unos años.