La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha ratificado a través de un comunicado en su página web la sanción impuesta al Rayo Vallecano por una "infracción grave" después de que el Comité de Apelación haya rechazado el recurso presentado con el conjunto madrileño.

Los hechos se retrotraen al pasado 15 de diciembre en el encuentro que disputaron Rayo Vallecano y Albacete. Un viejo conocido de la afición rayista, Roman Zozulia, regresó a Vallecas defendiendo los colores del 'Queso Mecánico' y la afición rojiblanca le recibió al grito de "Zozulia eres un nazi". El árbitro decretó la suspensión del encuentro, quedando la segunda parte por disputar y no habiendo aun fecha prevista para jugar el segundo tiempo del partido.

 

De esta manera, el Rayo deberá abonar una multa de 18.000 euros y se verá obligado a cerrar el fondo donde se sitúa la grada de animación del club rayista, los 'Bukaneros', durante las jornadas 29 y 31 de Segunda División.