Unos 350.000 euros. Ese es el montante que ha desembolsado el Chelsea para convertir el traspaso de Pernille Harder en el más caro de la historia del fútbol femenino. La capitana de la selección de Dinamarca llega al club inglés procedente del Wolfsburgo alemán, fijando así una marca récord en las páginas del fútbol femenino.

A pesar de que la suma contrarresta notablemente con las nueve cifras ya más que frecuentes en la disciplina masculina, se trata de un gran paso en la evolución del femenino, que continúa creciendo exponencialmente año tras año.

A la delantera danesa de 27 años le restaba un año con el cuadro alemán, club con el que ha conseguido anotar 27 tantos en la Bundesliga y con el que ha alcanzado la final de la Champions League, en la que sucumbieron ante el Olympique de Lyon.

 

"Estoy muy orgullosa de los tres años y medio que pasé en el VFL Wolfsburg y de todo lo que logré con el club durante este tiempo. Es genial poder vivir el sueño que tuve cuando era niña. Ahora tengo muchas ganas de comenzar un nuevo capítulo en Inglaterra con todos los nuevos desafíos que implicará", señaló Harder tras anunciarse su fichaje por el Chelsea.

Por su parte, la entrenadora 'blue', Women Emma Hayes afirmó que se trata de una de las "mejores jugadoras del mundo": "Es una jugadora de equipo fantástica que quiere llevar su juego al siguiente nivel. Ella eligió a Chelsea como el club que puede llevarla a ese nivel. Puede jugar para cualquier equipo del mundo, pero nos eligió a nosotros".