La 'ola verde' que deja la tricolor mexicana cada vez que disputa una competición es conocida en todo el mundo. Pasión y orgullo, que dicen en México. Pero lo que nadie esperaba era que en la previa del duelo de esta noche ante Bermudas, el recibimiento fuera este...

 

¡Dos personas! Y eso que la isla caribeña de Bermudas no dista mucho del territorio mexicano... pero parece que esta ocasión, para el partido de la 'CONCACAF Nations League', no se ha levantado excesiva expectación.

Las críticas no han tardado en llegar, porque ningún jugador de la 'Tri' fue capaz de atender a estos dos aficionados, que después, ante 'El Universal', mostraron su pesar...

"No lo tomamos como una ofensa, en el vídeo estamos mi esposa y yo. No lo vimos como una falta de respeto hasta que mi esposa y yo vimos las reacciones en los diferentes medios", dijo Gabriel Galván a este medio, añadiendo que han visto "muchas reacciones en redes" pero que ellos solo son "un grupo de apoyo" que han ido a todos los partidos que les ha sido posible "por puro gusto".

Un curioso recibimiento, que nunca nos hubiéramos imaginado.