No hay Clásico sin polémica. Esta vez fue el Real Madrid el que mostró su disconformidad con el arbitraje durante el partido contra el FC Barcelona en el Camp Nou y lo hizo a través de su página web oficial.

 

Para el club blanco, "ni el árbitro ni el VAR vieron los dos penaltis a Varane", alegando que el francés "sufrió un plantillazo de Lenglet y dos minutos después fue agarrado de la camiseta por Rakitic".

"El jugador francés sufrió dos penaltis en la primera parte que Hernández Hernández no castigó", apunta la nota del Real Madrid, señalando directamente al colegiado y al VAR. Los aficionados del club blanco celebraron esta queja pública en las redes sociales del club.

José Luis Sánchez compartió en exclusiva el estado en el que se encontraba la pierna de Varane, dejando claro que algo de contacto hubo. La acción tuvo lugar en el minuto 20 de la primera parte, cuando Varane se disponía a luchar por un balón dividido y se encontró con el impacto directo en su muslo de la plancha de Lenglet.

Dos minutos después, Rakitic agarró en el área al central francés, acción que también fue muy protestada por los jugadores blancos. El VAR no entró en ninguna de las dos jugadas.