El club blanco ha comunicado a través de su página web el balance de ingresos correspondiente a la temporada 2018/2019, fatídico curso en términos deportivos, pero halagüeño en materia económica.

Los ingresos durante la temporada, sin contar traspasos de jugadores, alcanzaron los 757,3 millones de euros, con un beneficio tras descontar impuestos de 38,4 millones de euros, un 23,1% más que el ejercicio anterior.

 

De esta manera, el patrimonio neto del Real Madrid asciende hasta los 532,8 millones de euros, situándose el saldo de tesorería en 155,7 millones, es decir, lo disponible en caja. Por otra parte, el endeudamiento neto continúa siendo negativo, fijándose en -27,1 millones de euros.

La Junta Directiva del club, presidida por Florentino Pérez, ha acordado convocar una Asamblea General Ordinaria para el día 15 de septiembre, en la cual se someterán a aprobación, entre otros asuntos, los resultados correspondientes a la temporada 2018/2019.