Una vez más se ha vuelto a ver una de las peores facetas de la sociedad en el deporte. El jugador del Manchester United Axel Tuanzebe ha sido víctima de comentarios racistas en sus redes sociales.

La polémica se desató tras el enfrentamiento entre su equipo y el Sheffield United, y es que los 'Red Devils' perdieron, algo que sorprendió ya que lideran la Premier mientras que el Sheffield está el último.

El United no ha tardado en hacer un comunicado rechazando cualquiera acto racista:

"Todos en el Manchester United estamos disgustados por el abuso racial recibido por los jugadores a través de las redes sociales después del partido de la última noche. Nosotros lo condenamos totalmente y es alentador ver a otros fans condenando esto también en sus redes sociales. El Manchester United tiene tolerancia cero con cualquier forma de racismo o discriminación y desde hace mucho tiempo lleva a cabo un campaña contra ello a través de la iniciativa 'todos rojos, todos iguales'. Identificar a estos anónimos idiotas y descerebrados es problemático. Nosotros pedimos a las plataformas de redes sociales y a las autoridades regulatorias reforzar las medidas para prevenir este tipo de comportamientos", reza el texto.

Además del comunicado, han apoyado a Tuanzebe en sus redes sociales. "Estamos unidos contra el racismo. Entonces, ahora y siempre", publicaban en Twitter.

 

Las reacciones ante los insultos racistas no tardaron en llegar como es el caso de Rio Ferdinand. El exjugador denunció en sus redes este tipo de situaciones son una "vergüenza".

 

"Esto es una vergüenza ¡Estos idiotas ignorantes necesitan ser expuestos para que todos puedan verlos por lo que son!", ha publicado en Twitter.

Harry Maguire también ha defendido a su compañero de equipo.

 

"Unidos contra el racismo. No lo toleraremos", ha publicado el defensa inglés.

Una polémica que salta poco después de que Cavani fuera sancionado con 110.000 euros y tres partidos por llamar a un amigo "negrito", algo que la Federación Inglesa consideró como racista. Además le han obligado a asistir a sesiones de "educación presencial".