"Se lo robamos prácticamente a España". Así de contundente arrancó José Pekerman, exseleccionador argentino y colombiano, en 'TNT Sports' hablando sobre cómo Leo Messi rechazó jugar con la selección española cuando era juvenil para hacerlo con la argentina.

"Lo que habíamos visto de algunos vídeos, tanto Claudio Vivas que habló con Toncalli, y teníamos ya algunos informes de un chiquito de Rosario... Yo en ese momento me había alejado de la selección en 2002, y me fui a España a trabajar en el Leganés. Allá le vimos jugar en juveniles del Barça. Existía un reglamento en la FIFA que ya ha cambiado, que decía que un jugador que militase en las selecciones juveniles no podía jugar en la absoluta de otro país. Hicimos la estrategia para que jugara el Sudamericano, porque también venía el Europeo y en España no pasaba desapercibido e iba a jugar con la selección española", continuó Pekerman.

La decisión quedó en manos de Messi, que no dudó cuando tuvo que decidir: "Sus padres le dejaron decidir a él. Y sus palabras fueron: 'Yo soy argentino y quiero jugar en Argentina'. Fue decisión de él, de sentimiento, del corazón. Como también tomaron la decisión de ir tan pequeño a España, todo un desafío. Todas las decisiones fueron de ese tipo y ahora tiene que hacer eso, tomar lo mejor para ser feliz".

"En mis primeras gestiones con el Barça para cumplir con el reglamento de FIFA, había que hacer un partido amistoso con una planilla con la firma de los jugadores, para hacer constar en FIFA que había jugado ya con nosotros. Estuve con Laporta, me presenté y le hablé de la autorización para que jugara Messi en ese partido. Se concretó ese famoso partido con Paraguay en la cancha de Argentinos Juniors. Deslumbra Messi porque entra en el segundo tiempo con 1-0 y acaban ganando 8-0. Hugo Tocalli acaba enloquecido", añadió.

El seleccionador cafetero en los dos últimos Mundiales también señaló cómo quedó Rijkaard tras ver entrenar al rosarino: "Juega el Sudamericano y regresa a España y el Barcelona había comenzado la pretemporada. Rijkaard lo lleva a esa pretemporada y el club me llama. Me asusté porque creía que me iban a recriminar algo. Me dijeron: '¿Ustedes qué le hicieron? Ese chico es otro. Lo teníamos como un proyecto, un jugador a largo plazo, pero lo vio Rijkaard y no lo puede creer, nos está volviendo loco, que no habíamos iniciado el trámite para el pasaporte comunitario'. A partir de ahí ya se incorporó al primer equipo".

¿El motivo de su cambio? Pekerman lo atribuye al nivel de aquella selección: "En el Barça lo vieron más agresivo y yo pensé. Yo lo atribuí a que jugaba con chicos que en Argentina que ya estaban en Primera: Agüero, Di María, Lavezzi... Y él en España estaba lejos de la Primera... Era un equipazo. Yo creo que él ahí se contagió y pegó un cambio muy grande. Llegué a esa conclusión".