"En las últimas semanas se han publicado distintas noticias sobre mi posible incorporación al F.C. Barcelona como Director Deportivo. Es por ello que me siento en la obligación de comunicar a toda la familia culé que, después de sopesarlo mucho, he decidido no aceptar la oferta del Club".

 

Así comenzaba publicando la noticia el excapitán del Barça, argumentando a continuación que:

"No ha sido una decisión fácil, ya que siempre he dicho que me gustaría volver a la que considero mi casa, pero diversos proyectos personales en los que me encuentro inmerso me impedirían en estos momentos prestarle la dedicación exclusiva que el cargo merece".

 

Por último, el emblemático jugador blaugrana se despedía de la siguiente forma:

"Querría agradecer al club la confianza depositada en mí al ofrecerme esta posición de tanta responsabilidad.

Salut i Visca el Barça".

 

Sin duda, una noticia que no refuerza la situación actual del Barça pero que confirma la propuesta culé a Puyol.

El histórico defensa que estuvo 11 años al frente de la capitanía y en la época dorada del club, achaca a "proyectos personales" su negativa, pero quién sabe si en el futuro, esta leyenda del Barcelona decide reforzar el área técnica de su equipo de siempre.