En la era de los petrodólares, de las Supercopas cerca de las antípodas y de los Mundiales con destinos exóticos, hay un grupo de futbolistas no profesionales que se han hermanado para protestar contra la comercialización del deporte rey, personificándola en la figura de la FIFA.

Mientras la selección absoluta germana se enfrentaba contra Suiza, 22 futbolistas de Alemania y Holanda jugaron un partido en un estadio de Wuppertal solo portando medias y botas.

Completamente desnudos, y con los dorsales pintados en las espaldas, se celebró "el primer partido internacional nudista del mundo", el cual se grabó al completo con el objetivo de montar una película de arte.

Gerrit Starczewski, director, fotógrafo y artista independiente de Bochum, fue el propulsor de un partido que él mismo califica como de "regreso a las raíces".

"Creo que el lema habla por sí mismo: 'Ey FIFA, bésame el trasero'. Estamos aquí en el estadio de Wuppertal y estoy presentando un proyecto de fotografía y arte llamado 'fútbol desnudo'. Hoy, se lleva a cabo el primer juego internacional desnudo del mundo, un equipo de Alemania contra Holanda para enviar un mensaje claro contra el comercialismo. Todos están jugando completamente desnudos, sin patrocinadores, y simplemente se siente liberador, un regreso a las raíces", señaló Starczewski.

A su vez, el artista afirmó que el fútbol ahora "se trata de dinero": "Red Bull Leipzig llegó a las semifinales de la Champions League, Paris St. Germain estaba en la final. Pertenece al 100% a un jeque. La Copa del Mundo 2022 se celebrará en Qatar y creo que eso lo dice todo: es solo sobre el dinero ahora. Por supuesto que quiero que el fútbol se quede, pero el sistema 'fútbol' está enfermo y por eso hoy nos vamos a quitar la ropa".