Heung-Min Son, futbolista del Tottenham que hace unos meses tuvo que hacer la 'mili' con Corea del Sur, anotó un gol 'maradoniano' frente al Burnley en la Premier League que ha sido elegido como la mejor diana del año.

El extremo, que está siendo de los futbolistas más destacados en la presente campaña por su gran sintonía con Harry Kane, arrancó desde su propia área, regateando a todo jugador que se ponía en su camino con un despliegue de físico, habilidad y velocidad, hasta plantarse solo frente al portero y definir de manera excelsa.

 

Por otro lado, en el podio, uno de los goles más plásticos de Luis Suárez con la camiseta del FC Barcelona. Lo convirtió frente al RCD Mallorca en diciembre de 2019, anotando un auténtico golazo de tacón a pase de De Jong tras una gran jugada combinativa del cuadro culé.

 

Por último, Giorgian De Arrascaeta marcó, posiblemente, uno de los goles más espectaculares de 2019. Enganchó una chilena increíble (que no es la primera que hace) a 15 metros de la portería para firmar un tanto de ensueño con la camiseta de Flamengo en el Brasileirão.