El Olympique de Marsella está estudiando imponer una sanción al Pol Lirola y Leonardo Balerdi tras saltarse la normativa Covid y participar en una fiesta ilegal. El club está investigando lo sucedido después de que los agentes de la Guardia Urbana identificaran a los futbolistas como dos de las 33 personas que acudieron a la fiesta.

Es "posible" que haya una sanción disciplinaria a estos dos jugadores, según han reconocido a 'EFE' fuentes del club, que no han querido entrar en los detalles del probable castigo a sus dos defensas.

La fiesta se produjo en un chalet de Badalona y según señala 'El Diari Ara', el futbolista italiano Leonardo Balerdi ha sido imputado con un delito de desobediencia a la autoridad. El jugador, organizador del evento ilegal, se negó a abrir la puerta a los agentes de la Guardia Urbana. El defensa central del Marsella declaró al diario catalán que la fiesta en realidad se trataba de "una cena con seis personas".