Se enfrentaban el Chivas de Guadalajara y el Tiburones Rojos de Veracruz en la jornada 19 del torneo Apertura de la Liga MX. El marcador iba 2-1 cuando ya estaban en el final del descuento. Última jugada, córner a favor de los Tiburones. El equipo decidió que subieran todos los jugadores, incluido el portero. Querían aprovechar esos últimos minutos para tratar de empatar el partido, sin embargo, les salió al revés.

 

El guardameta del Chivas, José Antonio Rodríguez, desbarató rápido ese córner y sin perder ni un segundo lanzó el balón lo más fuerte que pudo consiguiendo que este cruzara la portería vacía del otro lado del campo. Por supuesto, su afición se volvió loca tras ver este golazo de arco a arco. Al final el marcador acabó 3-1.