Apenas queda una hora para que comience el partido de ida de octavos de final de la Champions League entre el Atlético Madrid y el Liverpool, y en el Wanda Metropolitano el ambiente ha ido aumentando a lo largo de la tarde.

 

Entre cánticos y banderas los aficionados han recibido a los jugadores rojiblancos y con un cielo totalmente iluminado por bengalas.

 

El Atlético llega tras un largo mes de enero sin apenas regularidad, pero eso no impide que la afición continúe creyendo en su equipo con ilusión y así lo están demostrando a las puertas del estadio.