Una patada en la cara más propia de la lucha libre. Porque es complicado elegir una disciplina deportiva en la que esto sea legal. Es lo que protagonizó el jugador de 'futsal' Bataglia al agredir descaradamente al jugador del San Carlos, Fernandinho.

 

Con o sin fundamento, esa imagen no se puede permitir en un terreno de juego, por lo que el jugador del Corinthians, que en un primer momento fue sancionado con tarjeta amarilla, finalmente fue expulsado tras revisar los árbitros la imagen.

Un partido que se decidió con 4-2 a favor del 'Timao', pero que nos dejó una de las patadas más espeluznantes que se recuerdan.