“Para mi país, para mi gente. Para el club de mi corazón". Así anunciaba Dani Alves, en el vídeo publicado por São Paulo en sus perfiles en redes sociales, su fichaje por el club paulista en el último día que permanecía abierta la ventana de incorporaciones en el fútbol brasileño.

El lateral derecho conquistó el pasado 7 de julio la Copa América, siendo el capitán de la 'canarinha' y alzando el premio de mejor jugador del torneo a sus 36 años. Tras vencer su contrato con el París Saint Germain el pasado 1 de julio, el lateral brasileño quedaba como agente libre y varios equipos llamaron a su puerta para hacerse con sus servicios.

 

Finalmente, el São Paulo anunció en el último día en el que el mercado brasileño permanecía abierto el fichaje de Dani Alves que, a sus 36 años, acumula 40 títulos en sus 19 años de carrera profesional, lo que lo convierte en el futbolista más laureado del mundo.

El ex de Barcelona, Juventus o Sevilla, entre otros, afronta el reto de devolver a las vitrinas del club paulista un título, hecho que no se da desde 2012, cuando conquistó la Copa Sudamericana, de manera que uno de los clubes más clásicos del campeonato sudamericano se encuentra atravesando una grave crisis de resultados en los últimos años.

 

Dani Alves portará el número '10' del club "de su corazón" con vistas a mantener una regularidad competitiva que le permita llegar en plena y óptima forma al Mundial de 2022, que se disputará en Qatar.

"Podía haber escogido cualquier lugar para jugar, pero opté por regresar a Brasil por mi país, por mi pueblo y por el club de mi corazón", afirmó en el propio vídeo Alves, capitán de la selección brasileña que cuenta con cuatro títulos con la 'canarinha', con la que ha disputado dos mundiales.

"Es irreal, pero estoy aquí", concluyó Dani, que firma un contrato que lo vincula con el São Paulo para las próximas tres temporadas. Actualmente, el lateral se encuentra de vacaciones en la ciudad brasileña de Fortaleza y se espera que en los próximos días se incorpore a la disciplina del club paulista para comenzar a entrenar y ser presentado ante los aficionados brasileños.