Álvaro Odriozola, nuevo jugador del Bayern tras ser cedido por el Real Madrid durante lo que queda de temporada y que aún no ha logrado debutar con el conjunto del Allianz Arena, es el causante de la grave lesión que sufre su compañero Ivan Perisic.

El extremo croata ha sufrido una fractura en el ligamento externo del tobillo derecho, lo que conlleva que esté como mínimo dos meses de baja. Todo ocurrió en un entrenamiento, cuando una desafortunada entrada de Odriozola ha provocado este duro revés para el equipo alemán. "Tienen que ponerle tornillos en el tobillo. Va a necesitar unas cuatro semanas hasta que esté curado. Después de eso se reincorporará a los entrenamientos", ha explicado Hansi Flick, entrenador interino del cuadro alemán.

 

Desde el Bayern lamentan la ausencia, ya que el croata estaba siendo un jugador clave en el conjunto. Ha disputado 22 partidos marcando cinco goles y ocho asistencias. "No es fácil. Ivan estaba en buena forma y nos ha ayudado mucho con su dinamismo y experiencia", ha zanjado Flick.