En plena 'operación salida', El Real Madrid ha encontrado en el conjunto 'txuri-urdin'y en el andaluz la ubicación idónea para que dos jóvenes jugadores con un futuro prometedor, como son Martin Odegaard y Sergio Reguilón, puedan disputar minutos, con exigencia competitiva alta y sin salir de LaLiga.

El noruego, nacido en Drammen en 1998, llegó a la entidad madridista en 2015, siendo el jugador más joven de la historia en debutar con la selección noruega. Tras militar en el Real Madrid Castilla, llegando a debutar con la primera plantilla en 2015, ha estado cedido en Holanda, en el Heerenveen y Vitesse, donde ha destacado y ha podido mostrar sus cualidades como el regate, el control de balón y la velocidad, que le hicieron fichar por el Real Madrid hace cuatro años.

 

El lateral zurdo destacó que "en el momento que salió el nombre del Sevilla" como su posible destino, no se lo pensó y su cabeza "no quiso escuchar más". Calificó al Sevilla como un equipo "muy top a nivel europeo" y en el que se reencontrará con Julen Lopetegui, el entrenador que le hizo debutar en el primer conjunto del Real Madrid el pasado octubre. Aseguró que el técnico gipuzcoano le conoce "muy bien" y le llamó antes de cerrar su cesión, "pero tampoco hacía falta porque ya estaba convencido de que quería venir aquí", precisó.

 

Ambos jugadores tienen una gran oportunidad ante si para ganar en confianza, coger experiencia y disputar esos minutos que echarían en falta en el conjunto de Concha Espina. Veremos si Odegaard, tras una gran temporada en el Vitesse, consigue adaptarse correctamente al ritmo de LaLiga. Reguilón, por su parte, conocedor de la competición, buscará afianzarse en el lateral izquierdo del cuadro hispalense.