Nuevo bochorno ultra en la Ligue 1 de Francia. Los más radicales del Saint-Etienne, actual colista de la competición que no sabe lo que es ganar tras diez jornadas, lanzaron multitud de bengalas sobre el campo en el encuentro que su equipo disputó contra el Angers y obligaron a retrasar el comienzo del envite.

Fue ya con los jugadores en el campo cuando comenzó el lanzamiento de las bengalas. Por el humo de las mismas, el árbitro ordenó a los jugadores de ambos equipos que regresasen a vestuarios.

No fue hasta después de una hora cuando los dos equipos pudieron regresar y disputar un partido que terminó con empate a dos gracias a un gol del Saint-Etienne en el descuento del segundo acto.

 

Los radicales tenían claro que Claude Puel, entrenador, era el centro de sus iras, pero los jugadores no se libraron de los insultos.

Objetos primero y después bengalas provocaron el retraso del partido en un nuevo bochorno ultra en la Ligue 1.

Y es que no es la primera vez que pasa esto en Francia... y ahora lo que queda por saber es qué sanción va a recibir el Saint-Etienne por lo sucedido.