Sin duda, se trata de la historia más triste del día en el ámbito deportivo. Bradley Lowery, el pequeño amigo de Jermain Defoe y fan incondicional del Sunderland, ha fallecido este viernes tras mucho tiempo luchando contra un cáncer terminal.

El jugador del Bournemouth, que siempre ha estado al lado del niño incluso en sus momentos más difíciles, ya avanzaba la gravedad de la situación el pasado jueves: "Es cuestión de días".

Defoe, flamante fichaje de Bournemouth siempre ha estado al lado de Bradley, que sólo tenía seis años: "Hablo con la familia cada día y hace unos días estuve con él. Fue duro verle sufrir de esta manera", explicó entre lágrimas en rueda de prensa antes de que definitivamente falleciera.

Ha salido al frente de la selección inglesa en Wembley, Guardiola también le mostró su apoyo... en general, todo el fútbol inglés y mundial echará de menos a uno de los iconos más jóvenes de la lucha contra el cáncer.