La marcha de Leo Messi del Fútbol Club Barcelona no ha dejado indiferente a nadie, y mucho menos a los aficionados del equipo. Porque son muchos los culés que han lamentado a lo largo de la tarde de este jueves el fin de la relación entre la estrella argentina y el club catalán, tal y como ha anunciado la propia entidad a través de un escueto comunicado: "El contrato no se podrá formalizar debido a obstáculos económicos y estructurales (normativa de LaLiga española)".

Y entre esos muchos seguidores del Barça que han mostrado su tristeza al conocer esta noticia, que supone un duro golpe no solo para el equipo, sino también para LaLiga, se encuentra Jordi Évole, que a través de un mensaje de Twitter ha expuesto su pesar al enterarse de la noticia: "Tengo 47 años, pero ahora me pondría a llorar como un crío. Fue muy muy muy bonito mientras duró".

 

"Mucha suerte allá donde vayas", ha proseguido el periodista y presentador de Lo de Évole, programa en el que, por cierto, entrevistó a Messi. A lo largo de este encuentro, Évole preguntó al futbolista argentino sobre diversas cuestiones relacionadas con su situación profesional y personal, y concretamente sobre su vínculo con el Barcelona en ese momento. Así, Messi habló sobre su futuro en el equipo, pero se mojó bastante más.

Tuvo que responder si jugaría en el Real Madrid o el Atlético, se sinceró sobre la mala relación que tenía con el expresidente del Barcelona Josep María Bartomeu, reconoció cuál es una de sus ilusiones futbolísticas y desveló lo que le gustaría hacer tras retirarse del fútbol. Y sí, también habló sobre sus problemas con Hacienda: "Se me trató de forma desmesurada, sobre todo la prensa madrileña".