El tiempo juega en contra de los intereses del FC Barcelona. Es un hecho. Ya hace 26 días desde que Leo Messi puede negociar libremente con cualquier club y parece que así seguirá, al menos hasta que se celebren las elecciones a la presidencia del club y el argentino conozca el nuevo rumbo que tomará el navío azulgrana.

Lo que contará seguro será con una losa en forma de deuda millonaria que se destapó este lunes y que asciende a más de 1.100 millones de euros, con pagos pendientes a diversos clubes de fútbol que ponen en un serio aprieto a la directiva culé.

La falta de liquidez y la acumulación de deudas no son una buena baza para negociar con Messi su renovación, más cuando es indicativo de que no habrá un desembolso alto en el gasto en fichajes.

Con la renovación del '10' enquistada, desde Francia apuntan a una novedad importante en el círculo cercano del rosarino.

"La información que tengo actualmente es que Messi y toda su familia, su mujer e hijos están dando clases de francés", señaló el periodista galo Geoffroy Garétier contó en 'Canal +'.

"¿Por qué va a aprender francés si va a firmar por el Manchester City? No tiene sentido. Esta información, en la que tengo mucha confianza, es una fuente muy fiable", añadió.

En el plató de 'El Chiringuito' la reacción llegó por medio de Carme Barceló, que le impresionó que Leo esté aprendiendo un nuevo idioma: "Le doy credibilidad, pero me cuesta pensar que Messi se ha decidido a aprender un idioma, más que nada porque no le gusta demasiado".