Luis Enrique ha querido tomar la palabra a través de una videoconferencia en el canal de Youtube de la selección española y ha mandado un mensaje de ánimo a la población antes de responder a las preguntas de diversos internautas.

"A los que estamos en casa, es un momento en que todos sin excepción podríamos quejarnos, y hasta con razón, pero hay que ser un poco más profundos y llegar a pensar que lo que necesitamos es estar recluidos", expresó el seleccionador nacional.

 

A su vez, también quiso agradecer el trabajo de los sanitarios, policías y bomberos: "Me gustaría acordarme de todas las personas que desgraciadamente están en el hospital, a los pacientes y al personal sanitario, voluntarios que están ayudando y anteponen la salud de los demás a la suya propia. Y a policías, bomberos, a los que ayudan para que esto salga adelante".

Ya respondiendo a las cuestiones de los seguidores, afirmó haber dejado las "puertas abiertas" a los clubes donde ha entrenado: "Creo que puedo entrenar a cualquiera en dónde he estado porque he dejado las puertas abiertas de todos. Mi etapa en el Barcelona fue maravillosa y siempre le estaré agradecido".