Gritos, emoción e incluso lágrimas. La llegada del Real Madrid a Melilla ha sido vivida con mucha intensidad por los cientos de melillenses que han acudido al aeropuerto y la hotel de concentración del equipo de Solari.

El Real Madrid disputa por primera vez un partido oficial en Melilla, algo que convierte a este partido de Copa del Rey en algo histórico para esta localidad.

Además, el equipo blanco llega en un situación muy especial, tras la destitución de Lopetegui y la llegada de Solari para hacerse con las riendas del equipo.