El mítico estadio Vicente Calderón está viviendo sus últimos episodios de vida (que no de recuerdo). La grada restante que quedaba en pie del antiguo feudo del Atlético de Madrid, correspondiente a la antigua tribuna central, está siendo demolida.

Estas demoliciones están sufriendo numerosas críticas debido a los vertidos de escombros, cristales y hierros que se están haciendo en el río Manzanares sin cuidado alguno.

Las obras se retomaron hace un mes, cuando el Gobierno dio luz verde a la realización de actividades no esenciales, tras la paralización que supuso el establecimiento del estado de alarma por la pandemia del COVID-19.

Santiago M. Barajas, en nombre de 'Ecologistas Madrid', ha pedido a la Conferencia Hidrográfica del Tajo y a las autoridades pertinentes "sanciones y la paralización inmediata de la obra".

 

El estadio Vicente Calderón se inauguró el 2 de octubre de 1966 y su vida útil data hasta 2017, año en el que se hizo el traslado al nuevo estadio colchonero, el Wanda Metropolitano.

Las obras arrancaron en enero de 2019 y sobre la parcela del templo colchonero se edificará el proyecto urbanístico del Mahou Calderón, que construirá casi 35.000 metros cuadrados de edificios residenciales, además de zonas verdes y equipamiento público.