Leo Messi ha recibido patadas de todos los colores. Se comentaba estos últimos días que en Francia iba a sufrir entradas mucho más duras de las que nunca antes ha podido imaginar, pero lo cierto es que el actual jugador del París Saint-Germain lleva muchos años aguantando cosas peores cuando se pone la albiceleste y compite contra otras selecciones sudamericanas.

En su vuelta con Argentina tras el éxito de la pasada Copa América, Messi no se lesionó de gravedad de milagro. Una entrada criminal por parte del venezolano Adrián Martínez sobre el minuto 30 de partido hizo temer los peores presagios.

El capitán argentino estuvo casi cuatro minutos en el suelo siendo atendido, momento que utilizaron desde la retransmisión del encuentro para proporcionar repeticiones del plantillazo.

 

Las imágenes muestran cómo la pierna izquierda de Leo está levemente apoyada en el césped en el momento del impacto y se aprecia cómo ésta se doblega de una manera totalmente antinatural.

El árbitro del encuentro también necesitó volver a ver la acción en el VAR, y tras la revisión expulsó a Martínez mostrándole la roja directa. "¿Roja? ¡Era para cárcel! Respiren, Leo está bien", dijo el narrador de 'TyC'.

Lo mejor fue eso, que Messi no sufrió ninguna lesión a pesar de la "escalofriante plancha" y pudo seguir jugando el partido al completo, que ganó la selección dirigida por Lionel Scaloni por 1-3 a Venezuela y les sitúa seis puntos por encima de la clasificación directa al Mundial de Qatar 2022.