"Si Dani Jarque mete un gol, sería un gol fantasma". Así fueron algunos de los cánticos que se escucharon en la tarde del pasado sábado en el Estadi Johan Cruyff en el partido que enfrentó al Barça B y al Espanyol B. Los cánticos de los Boixos Nois poco tenían que ver con lo que estaba ocurriendo en el verde.

Durante todo el partido, una parte de la grada del estadio culé comenzó a realizar cánticos lamentables contra la memoría del fallecido Dani Jarque, contra los aficionados periquitos a los que deseaban la muerte e incluso cánticos nazis como "Sieg Heil".

Los cánticos fueron perfectamente escuchados por los aficionados que se acercaron a disfrutar el mini derbi pero el colegiado del encuentro Juan Antonio Campos Salinas no recogió en el acta ninguno de ellos. Lo único redactado en el apartado de incidencias fue que aficionados del Barça B encendieron por breve tiempo una bengala.

Desde las instituciones se exigen medidas para prohibir la entrada al estadio a los ultras con el fin de evitar estos vergonzosos escenarios. Elena Fort, diputada del Parlament de Catalunya, comentó a través de su cuenta de Twitter que "tome medidas de forma inmediata para expulsar a estos fascistas del club. De lo contrario os convertís en cómplices".

 

El partido finalizó 2-0 para el conjunto culé donde marcaron Ronald Araujo y Alex Collado. El Barça B se coloca quinto a tan solo un punto del playoff de ascenso en el que está el Espanyol B con 33 puntos