Un episodio lamentable ocurrió en la previa del partido de Champions que enfrentaba al Dinamo de Zagreb y al Milan. En su camino hacia el estadio de San Siro, los aficionados croatas realizaron el saludo nazi en una imagen que ha generado el rechazo de la gente. Además, hubo varios incidentes e incluso uno de ellos fue apuñalado.

También prendieron fuego a telas y papeles ya dentro del estadio. Esto provocó el rechazo de la afición local. De hecho, por la mañana detuvieron a 14 ultras en el centro de Milán que llevaban cuchillos y no tenían entrada para acceder al estadio, tal y como informa 'La Gazzetta dello Sport'.

Según las autoridades italianas, también llevaron a 36 aficionados del Dinamo de Zagreb a comisaría para su identificación. De esos 36, 23 están bajo investigación por distintas infracciones y a 20 les prohibieron entrar al estadio.

Un croata de 39 años tuvo que ser llevado al hospital después de sufrir una puñalada. Su estado no es grave y su vida no corre peligro, tal y como informa la agencia italiana 'AGI'. El partido se jugó sin complicaciones y ganó el Milan 3-1.

Lamentablemente, este martes también se vivieron episodios parecidos en otro partido de Champions, entre el Olympique de Marsella y el Eintracht de Frankfurt. Hubo aficionados que realizaron el saludo nazi y se lanzaron fuegos artificiales y bengalas.