El Arsenal - Burnley se convirtió en una gran batalla entre aficionados de ambos equipos cuando el colegiado pitó el final del partido.

En ese momento, los aficionados de los dos clubes comenzaron a lanzarse cosas y a acercarse para proseguir su enfrentamiento, pero gracias a los miembros de seguridad la cosa no fue a mayores.

 

Todo fue tras un encuentro en el que el Arsenal logró la victoria gracias a un golazo de falta de Martin Odegaard en el minuto 30.

Fue gracias a dicha diana por la que los 'gunners' suman ya 6 puntos y se colocan en la posición undécima de la Premier League.

Poco a poco, los londinenses van levantando cabeza, mientras que el Burnley sigue sin hacerlo y está en descenso.

Solo han sumado un punto en las primeras cinco jornadas de competición.

Te puede interesar

Nuevo escándalo ultra en Francia: el Lens - Lille, detenido por invasión de campo

De vergüenza: los ultras del Niza invaden el campo para pegar a los jugadores del Olympique de Marsella