La Liga ha informado de los resultados de la investigación del presunto caso de racismo en el Valencia-Cádiz. En un comunicado oficial afirman de que no se han encontrado indicios para culpar a Juan Cala de racista, después de que Diakhaby manifestara públicamente que el jugador de el Cádiz le había llamado "negro de mierda".

"Tras el análisis de los elementos, se concluye que no se ha encontrado en ninguno de los soportes disponibles en LaLiga prueba alguna de que el jugador Juan Torres Ruiz (Juan Cala) insultara en los términos denunciados a Mouctar Diakhaby", afirman en el comunicado.

LaLiga pone de manifiesto el exhaustivo estudio de las imágenes y audios para determinar que Cala no cometió el insultó racista del que se le acusó.

"Para poder complementar el informe, se ha contratado a una empresa especializada, que ha realizado un análisis de lectura de labios de las conversaciones y un estudio del comportamiento de los jugadores Juan Torres Ruiz y Mouctar Diakhaby", señalan.

A pesar de concluir que no hubo caso racista, desde el organismo recalcan que seguirán luchando "con el fin necesario para proteger los valores de igualdad y respeto".

"LaLiga reitera su condena contra el racismo en todas sus formas y mantiene su compromiso de lucha permanente contra cualquier tipo de manifestación en este sentido, que se ha materializado en la presentación de numerosas denuncias por delitos de odio, incluso como acusación particular, en anteriores procedimientos", sentencian.

El Valencia contesta manteniendo el apoyo a Diakhaby

Tras el de Laliga, el Valencia ha realizado otro comunicado manteniendo su postura en favor de su jugador. Según el conjunto ché la investigación llevada a cabo por LaLiga no puede confirmar todas las palabras que escuchó Diakhaby.

"Que no se hayan encontrado pruebas no significa que no se produjera ese hecho. El Valencia CF quiere destacar que LaLiga haya llevado a cabo su propia investigación, pero en ningún caso el Club cambia su opinión sobre lo que sucedió durante el partido y mantiene su total apoyo a Diakhaby. Nuestro objetivo es ver un cambio, ver una respuesta apropiada a este incidente tan grave, ver movimiento para cambiar las normativas y las actitudes a la hora de hacer frente a este tipo de problemas cada vez que surjan", señalan.