En Valencia continúa yaciendo un terremoto que tuvo su primera réplica hace un año con la polémica salida de Marcelino García Toral, y cuyo epicentro se encuentra en las oficinas de Mestalla.

Desde que el técnico asturiano vertiera unas duras declaraciones sobre Meriton, empresa propietaria del Valencia CF, aún habiendo alzado la Copa del Rey tras más de una década de sequía de títulos en la ciudad del Turia, comenzó la catarata de problemas y enfrentamientos.

Tras Marcelino llegó Celades, que se encontró una plantilla enfadada y arisca con la directiva, lo que se vio plasmado en el terreno de juego. Una vez que fue cesado el exayudante de Julen Lopetegui en el Real Madrid, volvió Voro 'el apagafuegos' para ocupar el banquillo hasta que se fichó a Javi Gracia.

Con el ex del Watford al frente del equipo, se ha producido una auténtica 'limpia' de la plantilla, vendiendo por cantidades irrisorias a pilares del equipo como Parejo, Kondogbia o Rodrigo, sin conseguir los refuerzos que se le prometieron al técnico.

Dada la situación, Mario Alberto Kempes pasó por los micrófonos de 'Onda Cero', donde cargó duramente contra la cúpula ché, encabezada por Peter Lim, propietario, y por Jorge Mendes, agente portugués que maneja las entradas y salidas de futbolistas y entrenadores de Mestalla.

"No sólo están destrozando al equipo, sino también al club, ese es el problema. Yo no sé si han gastado tanto como han vendido porque el negocio se lo han hecho entre (Jorge) Mendes y el jefe", explicó 'El Matador'.

"Todo queda en casa porque todos los jugadores son de ellos dos y de Nuno (Espírito Santo) porque ahora en el Wolverhampton también tienen futbolistas", añadió Kempes.

A su vez, insistió en la dejadez de los dirigentes, plasmada en la falta de interés por aprender el idioma: "Hay gente que a lo mejor no sabe hablar ni en español y está dirigiendo el club. Es lo mínimo, si es que te interesa el dinero. Pero si no te interesa el dinero y quieres arruinar a un club, que es lo que está haciendo, perfecto...", apuntó el argentino.

Paralelamente, quiso destacar la gran labor de Javi Gracia y los jugadores a pesar de las circunstancias: "Los muchachos están haciendo todo lo posible y al entrenador le dejaron lo que había y 'arréglate'. Menos mal que el fin de semana se ganó, pero el Valencia no está funcionando bien, ese es el problema, aunque a los de arriba no les importa mientras puedan recoger lo que recogen".

Por último, Kempes quiso tener unas bonitas con Juan Cruz Sol, mítico exfutbolista ché fallecido este martes: "Venimos recibiendo buenos palos y no hablo de lo deportivo. Se fue Españeta, ahora Juan. Son cosas que uno tiene que asimilar, duele pero es ley de vida. Era amigo de sus amigos, era 'Loqui' para todo. Era una persona muy agradable, muy hablador y trabajador, no le hacía un feo a nadie".