La imagen curiosa del fin de semana llega desde Rusia. El Zenit de San Petersburgo se impuso en la final de Copa ante el Khimki gracias a un solitario tanto de Dzyuba de penalti.

El momento cómico llego durante la celebración del título. Tras alzar el cuarto trofeo copero del conjunto ruso al cielo, a Branislav Ivanovic, capitán del Zenit y exjugador del Chelsea, se le cayó la copa al suelo.

Al tratarse de una pieza de cristal, esta se rompió en varios pedazos, provocando las risas de los compañeros del lateral serbio, entre los que se encuentra Malcom, exfutbolista del FC Barcelona.

 

Se trata de una acción que recordó a muchos internautas a la que protagonizó Sergio Ramos en la celebración de la Copa del Rey en 2011. Al final, lo importante es que el título ya duerme en las vitrinas del estadio del Zenit.