Julen Lopetegui ya tiene al jugador que llevaba tiempo buscando y pidiendo. El Sevilla, a través de un comunicado en su página web, ha confirmado que han llegado a un principio de acuerdo con Isco Alarcón, ex del Real Madrid, para que el de Málaga se convierta de dicha forma en el tercer refuerzo del club hispalense.

El jugador, que ya está en Sevilla, pasará reconocimiento médico y firmará un contrato que le unirá a la entidad del Sánchez-Pizjuán hasta 2024.

El jugador, tal y como recuerda el Sevilla, comenzó su trayectoria deportiva como profesional en el Valencia. Fue el club del Turia quien se fijó en él cuando jugaba en la costa malagueña, y con 14 años se fue para vestir la blanquinegra.

Debutó con los che en la 2010-11 en un partido de Copa del Rey contra el Logroñés. En ese curso jugó dos partidos de Champions y uno de LaLiga.

Ese verano se fue al Málaga, que pagó su cláusula y con quienes creció como jugador. Tanto fue así que el Real Madrid se fijó en él cuando tan solo tenía 21 años, firmando un gran primer curso.

Internacional con España desde categoría sub 17, Isco ha ido perdiendo protagonismo tanto con la Selección como con el Real Madrid, con quien terminó contrato este verano.

Ahora, a escasos días del comienzo de LaLiga, firma con el Sevilla para jugar en un equipo Champions League y tratar de tener plaza para el Mundial de Catar.