Neymar, capaz de lo mejor y de lo peor, volvió a dejar una de cal y otra de arena en la noche de este martes tras eliminar al Bayern de Múnich de la Champions League y pasar con el París-Saint Germain a semifinales por segundo año consecutivo.

Después de completar un partido excelso -con dos disparos al travesaño incluidos-, el atacante brasileño tuvo sus más y sus menos con Joshua Kimmich tras festejar muy cerca de él el pase de ronda.

Armada la polémica, Neymar explicó lo sucedido justificándose en el "destino", pero recordando la soberbia del alemán antes del encuentro.

"Es divertido porque no celebré la victoria delante de Kimmich, sino con Paredes. Fue más con Leo y lo acabé celebrando con él. Fue el destino el que me colocó delante de Kimmich en la foto. Él dijo que tenían un mejor equipo, y que ganarían. Él estaba seguro de que el Bayern iba a pasar a semifinales", explicó el punta del cuadro parisino.

Sin embargo, la peor parte llegaría durante el turno de entrevistas pospartido cuando, en declaraciones a 'TNT Sports', hizo una analogía entre la posesión y cómo ligar con una mujer después de que le preguntarán por el estilo del Bayern y su mayor tenencia de balón en el Parque de los Príncipes.

"Puedes tener la posesión, puedes ligar con una mujer toda la noche, que uno viene en cinco minutos y se lleva a la mujer", dijo Neymar antes de soltar una carcajada.

 

El comentario ha tenido mucha repercusión y han llovido críticas sobre la figura del brasileño, que tras completar un partidazo no supo hacerlo igual de bien fuera del terreno de juego.