El Villaverde San Andrés - Real Madrid de benjamines terminó 0-31 en favor del equipo blanco. Estos partidos, de 40 minutos, están de nuevo en boca de todos tras una goleada de escándalo que podría hacer replantear el futuro de los encuentros del fútbol formativo.

Y es que no dejan de ser niños jugando al fútbol que se encuentran con goleadas como esta o como la que el Villaverde San Andrés A infringió al B, al que ganó por 10-0 hace unas semanas.

El club madrileño, en redes sociales, expresó su indignación ante el resultado contra los benjamines madridistas ante este tipo de "situaciones en el fútbol fórmativo".

"Mostramos nuestra indignación por este tipo de situaciones en el fútbol formativo. Los grandes deberían usar estrategias deportivas para evitar estas goleadas, y por o tro lado desde la Federación hace falta una reestructuración de estas categorías", expresaron.

 

Por su parte, el Real Madrid hizo referencia en su web al partido pero sin mencionar el marcador: "Los de Rubén Barrios vencieron en su estreno ante el Villaverde San Andrés B".

El prebenjamín blanco, por su parte, goleó este mismo fin de semana por 19-0 al Polígono H San Blas y, del mismo modo, la web del equipo blanco no publicó el resultado.

Los madridistas buscan formas para buscar y encontrar la igualdad, así como respetar al rival para que el marcador no suba ya a partir de una cifra.

No son pocos los casos que se ven en este tipo de partidos de goleadas escandalosas de un equipo sobre otro en encuentros que, no olvidemos, los disputan niños a veces menores de 10 años.